Toma fuerza tesis de negociación de González López y Harrington con el gobierno norteamericano | Lecturas Continentales

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Toma fuerza tesis de negociación de González López y Harrington con el gobierno norteamericano

Los rumores precisan que el ex Director del SEBIN Gustavo González López y su esposa la  ex vicefiscal Katherine Harrington habrían huido a Republica Dominicana, donde estarían negociando con la CIA para delatar gravísimas atrocidades del régimen madurista y acogerse al programa federal de protección de testigos.


La huida se habría producido después de la destitución de ambos ex funcionarios y luego del atrevido incidente donde González López y sus hombres interceptaron la caravana del Presidente Nicolás Maduro para increparlo por su destitución.

Gustavo González López y Katherine Harrington pudieran entonces ofrecer informaciones sobre jerarcas del régimen, de la fiscalía, y vínculos de hombres fuertes del chavismo con el narcotráfico, grupos extremistas, explotación de oro, diamantes y coltán y PDVSA, entre otros tantos asuntos.

Se ha precisado que la remoción de González López no estaba prevista, sino que se produjo por su actitud desafiante y las amenazas que él mismo ejerció cuando destituyeron a Harrington. Asuntos íntimos de la vida de otros fiscales salieron a relucir en medio de la diatriba.

En caso de confirmarse su huida, González López pudiera ser acusado por la muerte del concejal Fernando Alban.

Versiones van y vienen

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, ambos lideres del chavismo y actual madurismo, en la luz publica se muestran fuertes y unidos como un batallón pero tras bastidores, según el río que suena, existe una gran pugna de poder que se desató el día que Hugo Chávez dejó un “sucesor” y ya todos sabemos quién fue. Un nuevo capítulo en la “guerra” se escribe y esta vez gracias a las fichas que se moverían en el SEBIN. ¿Otra desunión se avecina?

Días atrás un presunto incidente con la caravana presidencial en la autopista Francisco Fajardo se reportó a través de las redes sociales. El hecho involucró, supuestamente, al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Mediante lo reseñado por el canal de noticias NTN24 se pudo conocer  que Nicolás Maduro no se encontraba en la respectiva caravana al momento de ocurrir el evento, cuyos motivos todavía siguen siendo extraoficiales, sin confirmación de ningún organismo gubernamental.

En este sentido, el incidente fue catalogado como una “pelea de pranes” por diferentes periodistas del medio, entre los que se encuentra el “ex- chavista”, Nicmer Evans, asegurando encontrar un “supuesto vínculo entre lo ocurrido”, con la salida de Katherine Harrintong del Ministerio Público y con la presunta salida de Gustavo González López del Sebin, otro hecho que permanece sin confirmación oficial.


Es de recordar  que el Sebin ha estado en medio de una polémica internacional tras la muerte del concejal Fernando Albán, quien falleció en circunstancias no aclaradas, al caer desde el piso 10 de la sede de la policía política en Caracas. Posterior a ello, varios rumores circularon respecto a la destitución de González López como director del Sebin, quien es una pieza importante de Diosdado Cabello.

Maduro movió esta importante pieza de Cabello en el ajedrez de la cúpula rojita, representando gran perdida de poder de Diosdado dentro del Sebin, razón por la cual se habría presentado las “situaciones irregulares”  como lo fue la “confusión” entre funcionarios del Estado y la Caravana Presidencial, la cual circulaba sin Maduro.

Durante un largo tiempo, Maduro ha logrado purgar a prácticamente todos los que integran el régimen de Hugo Chávez, siendo el más poderoso de ellos, Rafael Ramírez Carreño, expresidente de Pdvsa, sin embargo, Diosdado Cabello sigue siendo el rival más cercano al cual no ha podido despojar del gran poder que ejerce en el régimen.

Lucha por el control

La sustitución de Haringhton confirma los rumores que desde hace meses provenían del Ministerio Público y los cuales aseguraban que Saab y ella no tenían buena sintonía y parece responder a los deseos del autodenominado poeta de la Revolución por asegurarse el control total de la institución.

“Haringhton respondía a otro grupo y no era de confianza de Saab, quien lo dejó en claro al relegarla de la toma de decisiones y no asignarle ninguna responsabilidad”, aseguró un fiscal, quien pidió reservar su identidad.

La ex  Vicefiscal era vinculada con el presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello, y con el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), general en jefe Gustavo González López.

Por su parte, su reemplazo llegó al Ministerio Público de la mano de Saab, quien la captó de la Defensoría del Pueblo, donde se desempeñó como directora de Atención al Ciudadano.

“Nunca se llevaron bien”, aseguró otro funcionario del Ministerio Público.

Otra lucha

La Sala Constitucional se arrogó el año pasado la potestad de realizar el nombramiento del segundo de a bordo del Ministerio Público, vista la situación de “desacato” en la que, según ella, se encuentra la Asamblea Nacional.

Tarek William Saab consiguió poner en la Vicefiscalía General de la República a una persona de su entera confianza y lo hizo evitando un más que seguro choque con el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), organismo que se había arrogado la potestad de realizar esa designación de manera temporal. Todo ello gracias a la cuestionada Constituyente.

El actual titular del Ministerio Público (MP) solicitó a la instancia encargada de redactar una nueva Carta Magna que avalara su decisión de designar a Beysce Pilar Loreto Dubén como su segunda de a bordo, en sustitución de Katherine Haringhton.

El presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello, juramentó a la funcionaria, quien es una estrecha colaboradora de Saab desde los tiempos en que este se desempeñaba como defensor del Pueblo, en un intento por cumplir cabalmente el numeral 3 del artículo 25 de la Ley Orgánica del MP.

Dicha norma establece que es competencia del Fiscal General:

Designar al Vicefiscal General de la República, previa autorización de la mayoría absoluta de los integrantes de la Asamblea Nacional; a los directores o a las directoras del Despacho, a los o a las fiscales, sus auxiliares y demás funcionarios o funcionarias del Ministerio Público, según el procedimiento establecido en esta Ley y en el Estatuto de Personal del Ministerio Público”.

No obstante, el año pasado, la Sala Constitucional del TSJ puso fin a la práctica que venían llevando a cabo los jefes del MP desde tiempos de Isaías Rodríguez, de nombrar a su segundo en condición de “encargado”, para así no tener que solicitar al Parlamento su visto bueno y poder remover al nombrado cuando lo desearan. Asimismo, la intérprete de la Carta Magna se arrogó la facultad de realizar la designación en virtud de la situación de desacato en la que, según ella, se encuentra el Legislativo por no acatar sus sentencias sobre los diputados de Amazonas impugnados por el chavismo.

En la sentencia número 470, la instancia calificó de “contrario a la Constitución y a la Ley Orgánica del Ministerio Público” el nombramiento del abogado Rafael González Arias como vicefiscal que realizó Luisa Ortega Díaz a mediados del año pasado, por cuanto la ahora fiscal general en el exilio necesitaba de la autorización de la mayoría “absoluta” de los integrantes de la Asamblea Nacional. No obstante, como ese “órgano (…) para el momento en que se efectuó la designación se encontraba y aún se mantiene en una situación fáctica consistente en el desacato (…) frente a las decisiones de este Máximo Tribunal”, estaba imposibilitado para hacerlo; y por ello, era “imperativo” que acudiera ante ella dada la situación de “anormalidad institucional”, a solicitar una interpretación conforme lo dispuesto en los artículos 335 y 336 constitucionales, “para el ejercicio de sus competencias dentro del marco de la Constitución y las leyes”.

En el máximo juzgado se aprestaban para apelar a este fallo a fin de anular la designación hecha por Saab, sin embargo, la decisión de acudir a la Constituyente y el pronunciamiento de este organismo han frenado las intenciones, aseguraron fuentes de la instancia rectora del Poder Judicial, las cuales, no obstante, aseveraron que el malestar sigue reinante en la Sala Constitucional por el gesto del fiscal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario